In: Actualidad, noticias0

Contaminación de los ríos

Contaminación en los ríos: una problemática
ecológica que debemos acabar

Todos los días la mayoría de nosotros desde el momento en el que nos levantamos realizamos varias actividades donde se requiere del uso de agua. Sin embargo, estamos en peligro de no poder continuar con estos hábitos en un futuro cercano. El agua está en riesgo y algo tan simple como tener este recurso hídrico en nuestra casa, será imposible en algunos años.

Esto es más que una realidad, en las últimas décadas hemos podido observar que alrededor del mundo esta problemática se está viviendo cada vez más. La contaminación del agua ha llevado a que muchos lugares hayan empezado a sentir la escasez de calidad de agua. Además, el consumo de estos cuerpos de agua contaminados ha traído consigo afectaciones directas a la salud y forma de vida de muchas ciudades.

Es por esta razón, que es importante tomar medidas sobre el asunto y entender cuáles son las causas y consecuencias de la contaminación de los recursos hídricos. Por este motivo, hoy nos centraremos en uno de los factores principales de esta problemática, la contaminación de los ríos en las ciudades.

En primer lugar, debemos entender que los ríos son corrientes de agua natural que desembocan en diferentes lugares, ya sean lagos, quebradas, afluentes o arroyos, los cuales siguen su camino hasta llegar finalmente al mar.

De hecho, en promedio, este recurso hídrico representa el 2% de la superficie de agua dulce. De esta manera, podemos encontrar que, en el mundo, la mayoría de las poblaciones cuentan con el abastecimiento de esta fuente hídrica y con ella llevan a cabo sus diferentes actividades diarias, como el comercio.

En este sentido, evidenciamos que estas labores han llevado a que la contaminación de los ríos se dé por los diferentes materiales, desechos, elementos, sustancias y/o productos químicos que constantemente son vertidos dentro de estas fuentes hídricas, provocando que la calidad del agua se pierda por completo.

Es así, que podemos encontrar como las principales causas o fuentes de contaminación de los ríos los siguientes elementos o actividades humanas que vemos a diario:

  • Ausencia de información o educación ambiental sobre el problema
  • Mala eliminación de agentes químicos, físicos y biológicos
  • Utilización de pesticidas, herbicidas, insecticidas y fertilizantes
  • Falta de tratamiento de los residuos
  • Mal uso de las tuberías de fábricas y alcantarillas
  • Aguas negras
  • Material radiactivo
  • Explotación de recursos minerales y pozos petroleros
  • Deforestación
  • La agricultura

Sin duda alguna, podemos encontrar que la mayoría de las causas que dan origen a la contaminación en los ríos se presenta por medio de las diferentes acciones del hombre. Estas actividades insostenibles o irresponsables han provocado la afectación de nuestros ecosistemas y han abierto la brecha para que miles de personas empiecen a exigir que es el momento de cuidar los ríos de nuestras ciudades.

 

Contaminación de los ríos en Colombia

 

Con relación a lo anterior, podemos empezar a ver esto relacionado con nuestro país, en donde encontramos que atraviesan por el territorio diferentes ríos que están llenos de biodiversidad. Sin embargo, a largo de estos recorridos hídricos se pueden hallar en sus orillas en promedio 70% de la población que habitan en estos sectores.

No obstante, actualmente varios de estos cuerpos de agua se están viendo amenazados por la forma de vida que los ciudadanos y sus industrias llevan diariamente, los cuales están llevando a la reducción y contaminación de estos recursos hídricos.

Esto se da, porque al verter inadecuadamente residuos sólidos y líquidos causan que la calidad del agua disminuya, ya que se envenenan con mercurio, plomo y otros elementos que se utilizan para la deforestación, la sobre explotación de los recursos pesqueros y obras civiles mal planificadas.

Del mismo modo, podemos ver qué sectores como el agropecuario, industrial y doméstico generan en Colombia aproximadamente 9 mil toneladas de material orgánica contaminante, que, en muchos casos, termina siendo arrojada en los cauces de los ríos. Del mismo modo, un ejemplo claro de la problemática que estamos viviendo en el país es el río Bogotá, el cual es considerado como uno de los ríos más contaminados en el mundo.

Esto ha llevado a que se produzcan varios cambios que han afectado gravemente a nuestro ecosistema, en donde hemos empezado a ver que especies de fauna y flora están siendo catalogados en peligro de extinción. A esta situación podemos sumarle el impacto del cambio climático, donde se ha empezado a ver una variación de la intensidad y frecuencia de este fenómeno, en donde no importar si hay lluvias o sequía se afectan estos recursos hídricos.

Hasta este punto, hemos encontrado que como sociedad estamos provocando problemas ambientales que son casi irreparables. Es aquí donde entendemos que debemos trabajar juntos para cuidar los ríos, nuestras fuentes hídricas, ya que por ellos podemos vivir y llevar a cabo nuestras actividades diarias.

 

Pero ¿Qué podemos hacer para reducir la contaminación en los ríos?

Es evidente que los cuerpos de agua son nuestro principal recurso natural, ya que gracias a ellos tenemos una fuente de bienes, salud y un elemento indispensable para nuestro desarrollo. De hecho, en la actualidad nos estamos enfrentando a un gran reto porque debemos trabajar como sociedad en contra de la contaminación de agua en los ríos, océanos, lagos, mares y todos aquellos recursos hídricos que disponemos.

Es por ello por lo que debemos cuidar los ríos, principalmente, para evitar que esta problemática se siga expandiendo. Por esta razón, es importante reducir la contaminación del agua, porque si seguimos así, en un futuro cercano tendremos que lidiar con la escasez del agua potable, que nos traerá problemas sociales, económicos e incluso políticos.

Con este sentido, encontramos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha empezado a hablar sobre esta situación, en donde define al agua contaminada como aquella “composición que ha sido modificada de modo que no reúna las condiciones para el uso que se le hubiera destinado en su estado natural”. Es decir, que sin calidad del agua es imposible garantizar el bienestar del medio ambiente y de todos los seres vivos.

Sin embargo, para lograrlo podemos conseguirlo teniendo en nuestro día a día los siguientes elementos o acciones que ayudarán a reducir la contaminación y para ello es importante tener también en cuenta la educación ambiental que muchas organizaciones están llevando a cabo.

1. Uso de nutrientes y plaguicidas naturales

En el sector agrícola por lo general trabajan con fertilizantes y pesticidas químicos, estos dos productos son uno de los más contaminantes de los recursos hídricos.

Por esta razón, es que se deben evitar a toda costa y para conseguirlo los agricultores pueden trabajar con diversos plaguicidas y nutrientes de origen natural que permiten hacer agricultura más ecológica y sostenible tanto para los cuerpos de agua como para el resto del ecosistema.

2. Realizar un tratamiento de las aguas residuales

Para nadie es un secreto que las aguas residuales producen un alto nivel de contaminación al momento en que son vertidas en los ríos y mares sin haber recibido con anterioridad un tratamiento correcto.

De hecho, es importante que las industrias empiecen a trabajar para conseguir la disminución de productos químicos, los cuales deberán ser depurados por infraestructuras adecuadas que ayudan a reducir elementos químicos dañinos para el hombre. De esta forma, se tendrá a certeza que se le ofrecerá a la población el consumo de calidad del agua.

3. Erradicación de la deforestación

Hay que tener en cuenta que los bosques son una de las zonas fundamentales de sumideros de agua, ya sea a nivel atmosférico o subsuelo. Por ellos, es importante conocer que entre mayor tasa de forestación se hallarán más pozos de agua dulce en sus entornos.

Del mismo modo, podemos identificar que los árboles sirven, igualmente, como depuradores de muchos actores contaminantes que se presentan en el medio ambiente, provocando de esta forma que estos elementos no lleguen al agua. Es aquí donde entendemos, que es importante proteger estas zonas y procurar que los árboles no se extingan en estos lugares.

4. Disminución del uso de aceites y baterías

Cada vez que arrojes al medio ambiente desechos que no son reciclaje no tengas dudas de que estos, en algún momento, llegarán a parar dentro de nuestros recursos hídricos. Sin embargo, hay dos elementos que merecen que nosotros les prestemos atención: el aceite y las baterías.

Por un lado, encontramos al aceite, el cual es un producto contaminante del agua, el cual es agresivo y muy dañino para la biodiversidad acuática, que acabarán poco a poco con estas especies.

De la misma forma, tenemos a las baterías o pilas, las cuales poseen un gran número de minerales que al momento de entrar en contacto con los cuerpos de agua suelen disolverse y al final del día pueden llegar a ser ingeridos por los peces.

Por esto, es importante que recicles estos elementos porque al hacerlo podremos evitar que lleguen al agua y provoquen daños irreversibles tanto a este recurso hídrico como a la flora y fauna acuática.

5. Menos consumo de plástico

Este elemento es uno de los más hablados en cuanto a medio ambiente nos referimos. De hecho, para reducir la contaminación del agua es indispensable disminuir el uso de plástico de un solo uso y reciclar siempre este tipo de material.

Esto es vital porque este tipo de material suele tardar en degradarse por lo que tienen a permanecer más tiempo en el ambiente descomponiéndose al final en microplásticos que dañan el agua y toda la vida que esta contiene.

Una buena práctica que puedes implementar en tu vida diaria es referente al consumo de agua, en donde muchas veces compramos botellas de agua en plástico para estar en todo lugar hidratado. Lo que podemos hacer es llevar siempre con nosotros termos donde podamos llevar a cualquier lugar agua.

Del mismo modo, sabemos que el agua a pesar de tener sus procesos de limpieza y desinfección, en muchas ocasiones el agua contiene microorganismos, sustancias químicas, contaminantes, cancerígenas herbicidas y pesticidas que afectan nuestra salud. Para ello, en Damsu hemos diseñado equipos completos que te ayudarán a eliminar todos estos factores contaminantes.

Esto lo podemos lograr por medio de los 5 filtros independientes de purificación de agua que nuestros equipos llevan a cabo para obtener calidad del agua, en donde se conservan sus características minerales, ofreciéndoles a sus consumidores agua pura, fresca y de calidad.

Muchas gracias por leernos de nuevo. Recuerda que pronto estaremos subiendo más contenido a través de nuestros canales digitales para que estés atento a todo lo que pasa en el mundo.

 

¡Nos vemos pronto!

Un abrazo.

Damsu.

Agua pura, fresca y saludable.