In: Actualidad0

Ejercicio e hidratación

 

Activa tu salud con ejercicio físico y una buena hidratación

 

Para nadie es un secreto que para mantener un estilo de vida saludable es importante realizar ejercicio, ya que de esta manera podemos poner en movimiento nuestro organismo, gastando la acumulación de energía adquirida por el consumo de productos grasos y logrando de esta manera estimular el funcionamiento adecuado de los órganos y tejido de nuestro cuerpo. Además, podemos observar que al mantener una rutina de ejercicio mejoraremos no solo nuestro estado de ánimo, sino, también nuestro estado mental porque de esta manera aumentaremos los niveles de autoestima que nos ayudará a tener una visión más positiva de nuestro día a día.

Por otro lado, al realizar actividad física diaria nos beneficiará porque evitaremos tener las consecuencias adquiridas por el sedentarismo, que en muchas ocasiones se convierten en un problema grave para la salud. Es aquí donde observamos que al mantener buenos hábitos de consumo podemos ofrecerle a nuestro organismo salud y vitalidad, de ahí la importancia de realizar ejercicio, comer saludablemente e hidratarse de manera adecuada.

¿Qué beneficios tendrá mi cuerpo al realizar ejercicio físico?

 

Mujer feliz después de hacer ejercicio

Una de las primeras recomendaciones que recibes por parte de los expertos en la salud es realizar en promedio de 30 a 60 minutos de actividad física diaria porque de esta manera obtendrás que tu cuerpo genere, en primer lugar, sustancias químicas que puedan ayudarte a sentirte mejor cada día, conciliando el sueño, evitando la depresión y además adquirirás una verdadera sensación de logro y orgullo al alcanzar las metas establecidas por tu rutina.

De igual forma, podrás perder peso y reducir el riesgo de desarrollar alguna enfermedad, como la obesidad, la diabetes tipo 2 y la hipertensión, es por esta razón que debes realizar ejercicio constantemente para mantener tu cuerpo saludable. Además, podrás tener la certeza de que esta actividad te ayudará, de igual forma, a envejecer bien porque al sostener tu peso en tu propio cuerpo en ejercicios como saltar, correr o caminar te servirá para fortalecer los huesos evitando así la osteoporosis.

Así mismo, podemos adquirir el ejercicio físico a diario en nuestra rutina sin necesidad de ir al GYM, ya que puedes caminar a buena marcha, realizar bicicleta estática, andar en cicla por la ciudad o subir escaleras, cualquier de estas opciones son válidas y buena para nuestra salud, dejemos de lado las excusas porque movernos nos hará sentirnos bien.

La importancia del agua en el deporte

Ahora bien, un dato que siempre debemos recordar es que nuestro peso corporal tiene en promedio de un 50 al 60% de agua, es por esta razón que debemos diariamente consumir entre 2 a 2,5 litros de agua con el fin de recuperar este líquido que perdemos durante el día, en especial en los momentos en que realizamos ejercicio.

Por este motivo, es importante que se distribuya el consumo de agua durante todo el día, pero ¿cómo hidratarse adecuadamente? En este punto ya conocemos que al realizar ejercicio y beber agua lograremos mantener nuestro cuerpo saludable, ya que se evitará la deshidratación y el aumento excesivo de la temperatura corporal que puedan provocar una disminución en el rendimiento de tus funciones motoras.

Sin embargo, es necesario saber cómo hidratarse correctamente durante los 3 momentos temporales a la hora de realizar ejercicio físico:

  1.  Antes de entrenar: Cada vez que realizamos algún deporte perdemos una gran cantidad de líquidos con el sudor, por lo que debemos evitar hidratarnos correctamente solo hasta que tengamos la sensación de sed. Lo más recomendable es que antes de hacer ejercicio, aproximadamente entre 1 o 2 horas con anterioridad, consumamos alrededor de 400-700 ml de agua para comenzar a ejercitarnos bien hidratados.
    Del mismo modo, debemos entender que la importancia de consumir agua en el deporte es que esta nos ayuda a controlar nuestra temperatura y nos permite disminuir la percepción de esfuerzo.
  2. Durante el entrenamiento: Mientras realizamos ejercicio, lo ideal es comenzar a beber agua en intervalos regulares. Una opción es consumir agua fría en sorbos de 200-250 ml en periodos de 15 minutos de actividad física, de esta manera, podremos ir reponiendo el agua y los electrólitos perdidos por la sudoración, logrando de esta manera mantener, de igual forma, los niveles de glucosa en la sangre.
  3. Después de entrenar: Durante la actividad física el momento más importante para consumir agua es después de finalizar. En este momento es recomendable beber 1,5 litros por cada kilo que hayamos perdido, para conocer esto es importante que te peses antes y después de hacer ejercicio, de esta manera, conocerás qué cantidad de agua debes consumir.

 

¿Puedo adelgazar con el consumo de agua?

Ya conocemos la importancia de realizar ejercicio para nuestro cuerpo y sabemos ahora cual es la importancia del agua en el deporte y cómo hidratarse correctamente, pero una de las preguntas que más nos hacemos al momento de realizar ejercicio es si además de hacer esta actividad podemos adelgazar con agua.

Si deseas ver mayores resultados y las dietas no son lo tuyo una buena opción que podrías implementar en tu rutina diaria es realizar una dieta con agua. Beber agua antes de las comidas y entre ellas te ayudará a quemar calorías, ya que al consumir este líquido te asegurarás de acelerar el metabolismo de tu cuerpo gastando la energía que tienes en reposo por el consumo de grasas.

Beber medio litro de agua agilizará tu metabolismo en un 30% a solo 10 minutos de haber consumido este líquido, provocando que quemes alrededor de 17,400 calorías al año las cuales representan a 2.4 kilos. Por otra parte, si el agua es fría el efecto de adelgazar con agua se multiplicará, ya que el cuerpo gastará más energía para calentarte.

Otro beneficio que obtendrás de la dieta con agua es que al beber este líquido evitarás la deshidratación que en muchas ocasiones causa que no se metabolice la grasa almacenada en el cuerpo provocando un incremento en los niveles de cortisol en la sangre que almacena más la grasa y te causa mayor sensación de apetito.

Es aquí donde podemos observar que al saber cómo hidratarse correctamente se logrará reducir los antojos. Esto pasa porque las células necesitan agua para absorber los nutrientes y al no contar con este líquido el cuerpo es incapaz de absorber dichos nutrientes, lo que genera una sensación de antojo especialmente por alimentos dulces o grasos.

En definitiva, podemos identificar que al realizar ejercicio y al aprender cómo hidratarse correctamente podremos adquirir no solo una salud estable y saludable, sino que, además, podemos adelgazar con agua, ya que con este líquido contaremos con la oportunidad de realizar una dieta con agua que beneficie a nuestro metabolismo.

Por otro lado, identificamos que al consumir agua fría ya sea con la actividad física o con las dietas de agua podemos adquirir mayores beneficios porque regulamos la temperatura de nuestro cuerpo y ayudamos a quemar la energía adquirida por la grasa. Es por esta razón que al contar con un purificador de agua de Damsu que cuente con dispensador de agua fría podremos lograr que en cualquier momento del día tengamos este líquido en las condiciones perfectas.

Muchas gracias por leernos de nuevo. Recuerda que pronto estaremos subiendo más contenido a través de nuestros canales digitales para que estés atento a todo lo que pasa en el mundo.

 

¡Nos vemos pronto!

Un abrazo.

Damsu.

Agua pura, fresca y saludable.

Deja un comentario