In: noticias0

hidratacion en la niñez

¿Qué tan importante es el consumo de agua en la niñez?

Beneficios y contraindicaciones

El agua es un líquido vital que interviene en todos los procesos de la vida. Sin embargo, el consumo de agua en la niñez es mucho más importante, beber agua y diferentes líquidos, debido a que su cuerpo se compone de un 80% de agua.

Lo más recomendable es que durante la infancia se beba aproximadamente un litro y medio (4 a 6 vasos) de agua al día hasta los 10 años y, 2 litros (6 a 8 vasos) entre los 11 y 18 años. Cabe resaltar que, este líquido también se puede obtener por medio de alimentos como la carne, las verduras y las frutas. No obstante, es más recomendable para la salud, el consumo de agua embotellada o purificada, en lugar de batidos u otras bebidas, puesto que, pueden contener más calorías y azúcares que incrementan los problemas de salud como la diabetes o la obesidad.

Así que, durante la cuarentena hay más posibilidades de hidratar a los más pequeños de la casa con agua de calidad, saludable y fresca. Con nuestros purificadores Damsu podrás encontrar estos beneficios, que no solamente ayudarán a cuidar a tus hijos sino también a toda tu familia. El objetivo de esta cuarentena es que con una buena alimentación e hidratación le brindes a tu cuerpo los nutrientes necesarios para fortalecer el sistema inmunológico.

Por otra parte, consumir agua de calidad ayuda en los procesos necesarios del cuerpo brindando mejor digestión, circulación y transporte de oxígeno al cerebro, formación de fluidos para el buen funcionamiento del mismo, ayuda con el estreñimiento y la regulación de la temperatura corporal. De lo contrario, si no se genera una buena hidratación pueden presentarse síntomas como la distracción, la irritabilidad, el cansancio e incluso la apatía.

Así que, si sus hijos están estudiando desde casa, lo mejor es cuidarlos con agua de calidad, de esta manera podrán estar más activos y tendrán más concentración para cumplir con sus labores académicas durante el día. Ahora bien, no solamente es mantenerlos hidratados durante su jornada estudiantil, lo importante es que tomen los vasos de agua necesarios en el transcurso del día, de esta manera su salud tanto mental como física van a cambiar.

Durante los primeros meses de vida y el periodo de lactancia, no es necesario dar de beber agua al lactante, salvo en situaciones especiales como el verano o, cuando presenten síntomas de fiebre o diarrea, eso se debe a que, tanto la leche materna como la de fórmula ya le aportan la cantidad de líquido necesario para su organismo.

Por otra parte, cuando el cuerpo no tiene el agua necesaria, se dice que está deshidratado, lo que puede llevar a que el cuerpo del niño deje de rendir de manera eficaz y no se sienta igual de enérgico. Por eso, también es importante saber cuándo es necesario beber más agua de lo normal.

De igual modo, uno de los beneficios del agua, es ayudar con la eliminación de productos de desecho. Además, es necesaria para los jugos digestivos, la orina, las heces y para que cada una de las células del cuerpo funcionen. Esta es una muy buena oportunidad para cuidar a su hijo desde casa, de esta manera podrá generar hábitos saludables para su día a día.

 

hidratacion en la niñez

 

Sin embargo, consumir agua en exceso tampoco es de gran beneficio, de acuerdo con la especialista en nutrición Fernanda Alvarado, el consumo excesivo de este líquido puede provocar un trastorno hidroelectrolítico conocido como hiponatremia que se presenta cuando el nivel de sodio en la sangre es demasiado bajo. Esta enfermedad, puede causar náuseas, dolor de cabeza, confusión, hinchazón y fatiga.

Otra de las enfermedades que puede causar el exceso de agua es la potomanía y se produce cuando ya se tiene necesidad urgente y exagerada por beber líquidos. Las consecuencias son calambres, náuseas, dolor de cabeza, parálisis, convulsiones e incluso la muerte.

Por eso, es recomendable que si el niño está enfermo no lo haga consumir más agua de la que consume habitualmente, ya que esto puede generar dolores de cabeza o dificultad para hablar causando síntomas de alerta para acudir de inmediato al médico.

El consumo de agua en la infancia es de vital importancia, de esta manera se puede evitar la sequedad corporal, especialmente en boca, piel o lengua. Además, la deshidratación genera menor cantidad de orina, menor actividad física de lo habitual, dolor de cabeza, vómito o diarrea y en estos casos debe acudir con su especialista de confianza para que evalúe a su hijo.

Ahora bien, para que los niños permanezcan hidratados es importante que siempre mantenga una botella con agua pura, fresca y de calidad para que la ingieran cuando estén realizando una actividad física, de esta manera le va inculcando la importancia de beber agua. Por otra parte, es esencial respetar el ritmo de cada niño y no forzarlo a beber este líquido, de lo contrario empezará a verla como obligación y no la va a disfrutar.

Tenga en cuenta que un niño bien hidratado tiene mejor concentración y menos dificultades en el aprendizaje, hay menos riesgos de lesiones, dolores articulares, musculares y menor riesgo de padecer infecciones respiratorias y migrañas.

Por esta razón, Damsu les recomienda a los padres que hidraten a sus hijos de manera correcta, teniendo en cuenta el clima que se esté manifestando en su ciudad para así reponer los líquidos que el menor va perdiendo a lo largo del día. Además, puede brindarles frutas frescas que también resultan como un buen aliado para mantener a los niños hidratados.

Muchas gracias por leernos de nuevo. Recuerda que pronto estaremos subiendo más contenido a través de nuestros canales digitales para que estés atento a todo lo que pasa en el mundo.

 

¡Nos vemos pronto!

Un abrazo.

Damsu.

Agua pura, fresca y saludable.

 

Deja un comentario