Menú

¿Cómo surgieron los dispensadores de agua potable que conocemos?

Tabla de contenido
¿Cómo surgieron los dispensadores de agua potable que conocemos?
Dispensadores de agua

Dispensadores de agua

Los dispensadores de agua se han convertido en una necesidad para los seres humanos. Es muy común encontrarlos en oficinas, instituciones educativas y demás establecimientos públicos, pero hoy en día también se encuentran disponibles en muchos hogares porque nos ayuda a mantenernos hidratados a nosotros mismos y a las personas que nos rodean sin complicaciones.

El agua es un elemento necesario para sobrevivir, afortunadamente a medida que hemos evolucionado, se han dado a conocer nuevas tecnologías y formas para conseguir agua de manera fácil y efectiva. Gracias a esto, el día de hoy conocemos y tenemos a nuestra disposición los dispensadores de agua. Sin embargo, la tarea de obtener agua no siempre ha sido tan sencilla.

A continuación, daremos un recorrido por la historia, para conocer cómo se obtenía el agua en la antigüedad y cómo llegamos hasta los dispensadores de agua que conocemos el día de hoy.

Primeros sistemas de purificación de agua

Todo comenzó con la necesidad de purificar el agua, el primer registro se remonta al año 2000 a.c. Los escritos médicos de la época detallan métodos para conseguir agua limpia, lo que hacían, era hervir agua sobre el fuego, después la filtraban a través de grava o arena, otra solución era mantenerla al sol para purificarla.

Después, en el año 900 a.C, los romanos fueron los primeros en implementar un sistema de agua limpia para toda la ciudad. Lo lograron construyendo acueductos para transportar el agua de fuentes limpias hasta las ciudades. Mientras tanto, en Grecia empleaban el método de filtración con grava y arena. A pesar de los avances, cuando el Imperio Romano colapsó, los sistemas de suministro de agua retrocedieron.

Durante la Edad Media, las fuentes de agua potable eran los lagos y los ríos, pero se vieron afectadas, ya que las personas tiraban sus desechos allí, lo que causó devastadores brotes de cólera y fiebre tifoidea. Más adelante, en 1671, la filtración por medio de arena reapareció junto al médico italiano Lucas Antonius Portius, quien logró que el agua fuera potable de nuevo.

El sistema de filtración de arena prevaleció durante cientos de años hasta 1840, fue allí cuando la clase dominante del Reino Unido decidieron que necesitaban un sistema para suministrar agua fría. Eran dispositivos muy grandes y extremadamente pesados, estaban compuestas por jarras de vidrio con agua que había sido enfriada con hielo o nieve. Ese sistema fue el primer paso para acercarnos a lo que hoy conocemos como dispensadores de agua.

Tal vez te gustaría leer: ¿Son efectivos los purificadores de ambiente para reducir los niveles de contaminación?

Primeros dispensadores

Más adelante, en 1906, Halsey WIllar Taylor y Luther Haws inventaron la primera fuente de agua potable, se trataba de un grifo de agua, permitía de manera fácil el suministro de agua fresca, el invento fue patentado en 1911. Taylor, era un inspector sanitario en la ciudad de Berkeley, en un día de trabajo se dio cuenta que los niños de una escuela estaban compartiendo agua en un vaso de hojalata, lo que lo hizo comprender que el agua probablemente estaba contaminada, esto los inspiró para su creación. 

 

El primer grifo se instaló en el departamento escolar de Berkeley, pero aún había un problema, el agua salía a temperatura ambiente y debía enfriarse para matar los microorganismos que pudieran contaminar el agua, por lo cual seguían utilizando cantidades de hielo para enfriarla. Todavía no contaban con un sistema fácil y eficiente que purificará el agua. 


En 1980, los plásticos se estaban volviendo populares, poco a poco reemplazaron las enormes jarras de vidrio para que los dispensadores de agua fueran más accesibles, con el tiempo se extendieron por todo el mundo. Así mismo, los enfriadores de agua empezaron a funcionar con electricidad. Para finales de la década, los dispensadores de agua no solo contaban con un sistema de enfriamiento, sino con filtros de purificación para evitar contaminantes en la máquina.

Dispensadores de agua-beneficios

Dispensadores de agua actuales

Actualmente, los dispensadores de agua tienen una funcionalidad aún mayor, cuentan con la habilidad de enfriar o calentar el agua. Adicionalmente, existen diferentes opciones en lo que respecta al tamaño, el estilo y el tipo, los modelos modernos son más sofisticados y convenientes para obtener agua potable y fresca. Principalmente, se conocen dos tipos de dispensadores de agua:

  • Dispensador de agua embotellada
  • Dispensador de agua de red

Dispensador de agua embotellada:

Este tipo de dispensador de agua fue muy popular en la década de los 80. Consta de un dispositivo que funciona por medio de la corriente y se debe ensamblar un botellón de agua. Este sistema solo permite calentar o enfriar el agua.

El dispensador está equipado con refrigerante para enfriar el agua y con una resistencia eléctrica para calentar el agua. Además, incluye algunas características de seguridad como grifos a prueba de niños y cierres automáticos.

Sin embargo, una de las desventajas de este tipo de dispensador es la cantidad de agua embotellada que se requiere para no detener el suministro, lo que representa una gran porción de plástico. Por otra parte, si el dispensador no se usa con frecuencia, se puede estancar el agua y no será apta para el consumo humano.

A continuación, te explicamos algunas de las características y ventajas del dispensador de agua embotellada.

Portabilidad

Los dispensadores de agua embotellada son altamente portátiles, lo que significa que se pueden ubicar en cualquier lugar donde haya acceso eléctrico. No están vinculados a una toma de agua.

Facilidad de instalación

Su instalación es sencilla, ya que solo necesitan una toma de corriente. No requieren una conexión directa a la red de agua.

Variedad de opciones de agua

Los dispensadores de agua embotellada pueden proporcionar agua fría, caliente o con gas, lo que permite a los usuarios elegir la temperatura y el tipo de agua que desean.

Sin necesidad de plomería: Al no requerir una conexión a la red de agua, no hay necesidad de costosos trabajos de plomería o modificación de la infraestructura existente.

Sabor consistente

El agua embotellada suele tener un sabor consistente y, a menudo, se somete a un proceso de filtración antes de ser embotellada, lo que garantiza la calidad.

Control del consumo

Los dispensadores de agua embotellada permiten un control preciso del consumo, ya que se pueden reemplazar los botellones según sea necesario.

Evita problemas de contaminación local

Al no depender de la calidad del agua de la red, es menos susceptible a problemas de contaminación local.

Dispensador de agua de red:

Los dispensadores de agua sin botella utilizan un proceso de filtración incorporado que produce agua potable, limpia y fresca. Se obtiene directamente del grifo normal, en caso de estar conectados a una tubería, lo que significa decir adiós a los botellones de agua.

Además, cuentan con dos tanques, uno es enfriador para proporcionar agua fría y el otro cuenta con un elemento calefactor para elegir agua caliente, ideal para preparar café o té. Los depósitos permiten disponibilidad de agua fría o agua caliente en todo momento.

Hay dos modelos que son de uso común:

  • El dispensador de agua tipo torre de pie, muy común en las oficinas y establecimientos públicos.
  • Los dispensadores compactos se pueden ubicar sobre los muebles, son ideales para los hogares porque no demandan tanto espacio. Precisos para poner dentro de los cajones de la despensa.

Los dispensadores de agua sin botella son mucho más prácticos y las personas los eligen porque ofrecen grandes ventajas sobre un dispensador tradicional de agua embotellada. En seguida te contamos cuáles:

Conexión a la red de agua

Los dispensadores de agua de red están conectados directamente a la red de agua, lo que les permite proporcionar un suministro continuo de agua potable sin la necesidad de cambiar botellones.

Sostenibilidad

Son una opción más sostenible, ya que no generan residuos de envases ni requieren el transporte de botellas de agua.

Costo a largo plazo: Aunque la inversión inicial puede ser mayor, a largo plazo, los dispensadores de agua de red suelen ser más económicos, puesto que eliminan la necesidad de comprar botellones de agua.

Agua fría y caliente

La mayoría de los modelos de dispensadores de agua de red ofrecen agua fría y caliente, lo que es conveniente para actividades diarias como beber y preparar bebidas calientes.

Filtración integrada

Muchos dispensadores de agua de red incluyen sistemas de filtración avanzados que mejoran la calidad del agua directamente desde la red de suministro.

Mantenimiento sencillo

Requieren menos mantenimiento que los dispensadores de agua embotellada, ya que no hay necesidad de reemplazar botellones ni limpiar recipientes grandes.
Capacidad de dispensación continua: Al estar conectados a la red de agua, estos dispensadores pueden proporcionar agua de manera continua, lo que es útil en entornos de alto tráfico.

Como podemos observar, los dispensadores de agua han vivido una evolución gratificante, para hoy en día poder proveer soluciones de agua potable y fresca a todas las personas. Además, tienen la habilidad de mejorar nuestras vidas y garantizar una correcta hidratación a lo largo del día.

Cada vez más hogares quieren comprar uno, ya que pueden beneficiarse con todas las ventajas que ofrece y las oficinas también optan por tener uno para garantizar que los empleados tengan una fuente ilimitada de hidratación.

Preguntas frecuentes

Al comprar un dispensador de agua, debes considerar la fuente de agua, ya sea embotellada o de red, y tu presupuesto. Piensa en las características que deseas, como agua fría, caliente o con gas, y la capacidad del dispensador. Investiga la calidad de la filtración y el mantenimiento requerido.

Los tipos comunes incluyen dispensadores de agua embotellada, que usan botellones, y dispensadores de agua de red, que se conectan a la red de agua. También hay opciones con filtración incorporada y dispensadores de agua con capacidades de enfriamiento y calentamiento.

 

La duración de un dispensador de agua depende de su calidad y mantenimiento. Los modelos de alta calidad pueden durar muchos años, mientras que los de baja calidad pueden requerir reemplazo más temprano.

Lava y desinfecta las partes del dispensador antes de su primer uso. Sigue las instrucciones del fabricante para la instalación y la puesta en marcha. Asegúrate de que el sistema de filtración esté configurado correctamente si es necesario.

Sí, es posible instalar dispensadores de agua en el hogar. Los dispensadores de agua de red suelen requerir una conexión a la red de agua y electricidad, mientras que los modelos embotellados solo necesitan una toma de corriente. Pueden ser útiles para la familia, especialmente si prefieres evitar comprar agua embotellada.

Si te gustó aprender sobre los dispensadores de agua, te invitamos a visitar nuestro blog. En Damsu, tenemos purificadores de agua que se adaptan a todo tipo de espacios, si quieres uno para tu hogar o para tu negocio, no dudes en contactarnos.

Mejora la calidad del agua con un filtro purificador en Medellín

Mejora la calidad del agua con un filtro purificador en Medellín

Inicio Filtro purificador de agua Medellín ¿Qué contaminantes podemos encontrar en el agua en Medellín? ¿Cómo protegerse de estos contaminantes?…
Dispensadores de agua para oficinas: desmintiendo mitos y revelando realidades

Dispensadores de agua para oficinas: desmintiendo mitos y revelando realidades

Dispensadores de agua para oficinas: mitos vs. realidades Descripción: Mitos, realidades y ventajas de los dispensadores de agua para oficinas.…
Asegura la salud de tu hogar con el mejor filtro de agua para casa

Asegura la salud de tu hogar con el mejor filtro de agua para casa

Protege la salud de tu familia con el mejor filtro de agua para casa. Guía completa de opciones y consejos…
carrito de compras